Rusos, estadounidenses y asiáticos buscan el lujo en Madrid y Barcelona

By | Sin categoría, Sin categoría, Sin categoría | No Comments

Nuevos operadores, zonas comerciales renovadas y una consolidada posición como destino turístico mundial por excelencia. Éstos son los ingredientes del cóctel que han logrado convertir a Madrid y Barcelona en dos destinos indispensables en el turismo de compras de lujo.

“Son ciudades con un alto rendimiento de ventas por metro cuadrado, ambas con una amplia oferta para el cliente con alto poder adquisitivo”, explica Robert Travers, asociado responsable de Retail de Cushman & Wakefield (C&W) en España.

En la actualidad, Madrid ocupa el segundo lugar, detrás de Londres, entre las ciudades europeas preferidas para ir de compras. Así, los visitantes españoles dejaron en la capital española cerca de 1.100 millones de euros en 2012, según la consultora Cushman & Wakefield.

Estos datos no han pasado desapercibidos para las grandes firmas de lujo que han inaugurado recientemente en España nuevas tiendas bandera. “La mayoría de los grupos de lujo como LVMH, Max Mara, Kering o Richmont está presentes en España desde hace años pero, su fuerte crecimiento, en cuanto a niveles de ventas, ha llevado a estas marcas a ampliar espacios, a entrar en ciudades en las que no tenía presencia o introducir nuevas marcas en el mercado español”, señalan en C&W.

Estas enseñas han aterrizado en la conocida como Milla de Oro de la capital, que incluye la calle Serrano, así como las adyacentes Ortega y Gasset y Jorge Juan. “Serrano tiene sólo un 17% de su espacio para lujo, por eso, cuando se queda un local disponible en el tramo más exclusivo, no da tiempo a ponerlo en alquiler; ya tiene sustituto”, asegura Oriol Barrachina, director de C&W.

Madrid se ha beneficiado, según los expertos, de la liberalización de horarios. “Hay un tipo de viajero internacional que está sólo un fin de semana, y las ciudades tienen que conseguir que compren en sus calles en vez de en otras ubicaciones y, para ello, ayuda tener horarios amplios y abrir los domingos”. En Barcelona, la parada obligatoria para los turistas de compras de lujo es el paseo de Gracia. “Barcelona, después de Londres y París, es una de las mejores ciudades en rendimiento por metro cuadrado. El 70% de la clientela de las marcas más lujosas son turistas con un poder adquisitivo alto, sobre todo rusos y de China”. Tan sólo el turismo de cruceros aportó a la ciudad más de 2,6 millones de euros. Fuera de Madrid y Barcelona, Palma de Mallorca y Puerto Banús son otras zonas como destinos de compras internacionales. “Son una clara apuesta para los próximos años”, señala Travers. Según el Ministerio de Industria, el gasto turístico aumentó un 5,9% hasta los 55.777 millones de euros en 2012. Casi la mitad de este aumento se debe a los visitantes que Cataluña recibió de Rusia, Estados Unidos y mercados asiáticos…”

Leer más aquí:

Rusos, estadounidenses y asiáticos buscan el lujo en Madrid y Barcelona,Distribuidores y comercio minorista [Expansión.com]

Los turistas rusos y chinos logran mantener el pulso en Paseo de Gracia

By | Sin categoría | No Comments

IMG_4063Los turistas de los mercados emergentes gastaron 230 millones

“Dos nacionalidades sobresalen entre las que realizan turismo de compras en la principal arteria de lujo de la capital catalana: el Paseo de Gracia. Los ciudadanos rusos y chinos se han convertido en la principal fuente de ingresos de las selectas marcas implantadas en la zona.

Según confirma Lluís Sans, presidente de la Asociación de Amigos del Paseo de Gracia y dueño del establecimiento Santa Eulàlia, son dos clientes que gastan mucho y en concreto, los rusos, chinos y americanos son los principales compradores internacionales en esta zona de la ciudad”, indica.

Según datos de Turismo de Barcelona, el gasto realizado mediante tarjeta de crédito de los viajeros rusos en 2012 llegó a los 146,6 millones de euros, un 55% más que un año antes. Los chinos por suparte dejaron en las arcas de la ciudad un total de …”

Leer más aquí: Los turistas rusos y chinos logran mantener el pulso en Paseo de Gracia [elEconomista.es]