ESTUDIO SOBRE APARTAMENTOS TURÍSTICOS 2016

Uno de cada cuatro apartamentos turísticos necesitan interactuar frecuentemente con clientes extranjeros con los que no comparten idioma

Más de la mitad de los clientes de los apartamentos turísticos son turistas extranjeros, lo que muestra la necesidad de hablar idiomas para atenderlos correctamente.

Casi la mitad de los establecimientos turísticos consultados reconocen haber tenido alguna vez problemas para entenderse con clientes extranjeros.

El “Estudio sobre la atención al cliente extranjero en los apartamentos turísticos de Catalunya” indica que, aunque la mayoría de establecimientos cuentan con personal que habla inglés y francés, estos establecimientos aún están muy lejos de poder atender en idiomas como el alemán, italiano, ruso o japonés.

En este sentido, la totalidad de los establecimientos turísticos reconocen haber tenido que interactuar alguna vez con algún cliente con el que no comparten una lengua en común, y un 40% asegura haber tenido dificultades para entenderse con ellos. Más de una cuarta parte consideran problemática esta situación.

Un 65% de los apartamentos turísticos utilizan el traductor automático cuando turista extranjero y personal del establecimiento no se entienden. Le siguen el uso de personal cualificado, con un 32%, y el lenguaje de signos, con un 20%.

La importancia de la recomendación, la promoción y la reputación online

Igual que en el estudio presentado hace unos días sobre la atención al cliente extranjero en las casas rurales de Catalunya: http://universalcustomer.com/estudios/casasrurales2016/, los apartamentos turísticos dan mucha importancia a las recomendaciones que los clientes hacen en las redes sociales.

Airbnb (59%), Homelidays (40%), Tripadvisor (35%) y Booking (28%) son los buscadores y portales de reserva preferidos de los apartamentos turísticos para hacer sus promociones. 

Más de la mitad de los clientes de los apartamentos turísticos son turistas extranjeros, lo que muestra la necesidad de hablar idiomas para atenderlos correctamente.

Casi la mitad de los establecimientos turísticos consultados reconocen haber tenido alguna vez problemas para entenderse con clientes extranjeros.