Radiografía del turista chino: el análisis mas allá de los números

By 24 marzo, 2017Sin categoría

heaven-746566_1920

Al día de hoy China se convierte en el mayor mercado de turistas shoppers en el mundo. Los países asiáticos próximos a China ya sienten el poder adquisitivo de los clientes chinos. En el año 2016, por ejemplo, unos 8 millones de turistas chinos gastaron 19 mil millones de dólares estadounidenses, lo que representa 2375 dólares por persona. Y en Japón, ese mismo año, 6 millones de turistas chinos gastaron 13,22 mil millones de dólares. ¿Le gustaría que a su país también pudieran llegar los clientes chinos?

Los ejemplos anteriores demuestran que los chinos mayoritariamente prefieren ir a los países más próximos a ellos y más próximos a su cultura, idioma y ámbitos de la vida. En los países mencionados viven muchos chinos nativos, que permiten a los comercios coreanos o japoneses contratarlos y dar el servicio en los hoteles, tiendas y restaurantes en su idioma. Bueno, es bastante lógico, ya que los países están prácticamente uno al lado de otro.

Pero ¿y si cogemos a Australia? Durante el año 2016 llegaron 1,1 millones de turistas chinos, y gastaron 7,4 mil millones de dólares estadounidenses que son 6500 dólares por persona aproximadamente. Resulta que en Australia residen  865000 chinos (año 2011).

¿Será que el factor de idioma y la cultura es muy influyente en la elección del destino del turista chino?

Ahora miremos a Europa. Para cualquier hotel es un privilegio tener un personal que pueda hablar chino, a lo mejor hay una sola persona capacitada para eso, que no puede estar todo el día y en todos los lugares de hotel al mismo tiempo. ¿Y en las tiendas? Es casi imposible encontrar a alguien que al menos pueda saludar a un chino en su propio idioma. Entonces la tarea de poder entenderse con los turistas chinos tiene que convertirse en uno de los objetivos prioritarios para el sector turístico europeo.

shanghai-650564_1920

¿Y qué es lo que se pueden hacer los representantes del sector?

·         Contratar al personal chino nativo o que hable en el idioma. Va a ser un coste bastante elevado para los negocios europeos ya que no hay tantos chinos viviendo en Europa. Pero, por ejemplo, en Arabia Saudí ya están contratando gente para los hoteles directamente desde China.

·         Usar las aplicaciones de traducción. Eso da la posibilidad de entenderse, aunque no siempre correctamente con el cliente chino.

·         Usar Universal Customer. Vale también es una aplicación, pero no un traductor … es un comunicador! No hay margen de error y es divertido para el cliente. El personal pierde menos tiempo en atender y lo hace de manera segura, pues las traducciones han sido realizadas por traductores nativos.

·         Hacer un training para el personal hotelero sobre las costumbres y particularidades del cliente chino, poner el inmueble y los electrodomésticos (como, por ejemplo, son los hervidores de agua en cada habitación) necesario para la comodidad de los huéspedes.

·         Pagar a cada uno de los empleados un curso de chino, con examen obligatorio al final 🙂

¿Y qué es lo que se hace en la mayoría de los hoteles?

Vamos a coger como ejemplo la mayoría de los hoteles españoles.

·         La mayoría de los hoteles no se empeñan en contratar el personal con alto nivel lingüístico, ya que requiere más gasto y tiempo para buscar y mantener a una persona cualificada.

·         Con el inglés ya vale, hablar más idiomas es un plus a la hora de que te contraten, pero no está reflejado en el salario.

·         El personal ya se apañará con los clientes, aunque sea con los gestos o con traductores electrónicos, ya que el cliente tiene que hablar inglés (¿por qué?¿dónde está escrita esta norma?)

·         Los clientes vienen al hotel, el hotel recibe beneficios, las personas encargadas del personal y la imagen reciben su salario y bonos, hasta que no haya alguna queja sobre el servicio del cliente … Entonces sí que todos de repente recordaran la necesidad y, en mayoría de los casos, será culpa del personal. Son pocos los establecimientos hoteleros que piensan en prevenir esas situaciones. En el caso de los clientes chinos, sus opiniones y quejas se publican dentro de las redes sociales chinos, de las cuales las empresas europeas rara vez hacen el seguimiento o ni tan siquiera las conocen.

En resumen: hay que tener más preocupación por clientes y avanzarse a las tendencias mundiales en el sector turístico. Pero la relajación de la mayoría de las empresas que ya están en el mercado hace que pierden en la competencia con los demás por los clientes nuevos, en nuestro caso los chinos.

Los problemas lingüísticos y culturales pueden ser un factor definitivo para la atracción del cliente chino al mercado europeo y en particular al mercado español … y hemos visto que tiene solución 😉timgMOED1KX4

Leave a Reply